Saltar al contenido

La mujer representa a la NASA para la misión #CometLanding de la Agencia Espacial Europea

La mujer representa a la NASA para la misión #CometLanding de la Agencia Espacial Europea

Claudia Alexander es la científica del proyecto que supervisa el papel de apoyo de la NASA en la misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea, que acaba de aterrizar en un barco en un cometa de alta velocidad. Supervisa su papel en el control de la misión en el Laboratorio de Propulsión a Chorro en La Cañada Flintridge, California.

Claudia Alexander tenía 40 años cuando fue contratada como científica del proyecto en la misión Rosetta en 2000. La NASA «quería a alguien que pudiera estar con el proyecto hasta el final», dijo.

Como científica del proyecto Rosetta, Claudia Alexander, ahora de 55 años, supervisa la contribución de la NASA a la misión. Incluye tres instrumentos por orbitador, así como asistencia de seguimiento y navegación de la red de espacio profundo de la agencia aquí en la Tierra.

También actúa como una especie de diplomática entre las dos agencias. A veces fue una posición difícil. La NASA no está acostumbrada a desempeñar un papel secundario en misiones de tan alto perfil.

«Hacemos las cosas de cierta manera», dijo. «Y cuando miras a otra persona haciéndolo a su manera y no a nuestra manera, hay una tendencia a decir, ‘Bueno, eso nunca funcionará’.

Siendo una mujer afroamericana, ayudó a la científica Claudia Alexander a actuar como enlace entre la NASA y la ESA, dice. «Estoy acostumbrado a ir entre dos culturas diferentes».

Rosetta puede ser la misión más audaz de la Agencia Espacial Europea hasta ahora: acompañar al cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko a su paso por el sol, observándolo desde el orbitador Rosetta y el módulo de aterrizaje Philae.

«Realmente quiero que la gente entienda que estas cosas son difíciles de hacer», dijo Alexander. «Entonces, si sucede y todos saltamos arriba y abajo, es porque realmente tenemos ese sentimiento, ¿cómo sucedió eso?»

Leer más – LA Times Crédito fotográfico – Gina Ferazzi / Los Angeles Times