Saltar al contenido

El Papa Francisco dice que las madres pueden amamantar en la Capilla Sixtina durante el bautismo y en público

El Papa Francisco dice que las madres pueden amamantar en la Capilla Sixtina durante el bautismo y en público

El domingo, en un evento bautismal anual en la Capilla Sixtina, el Papa Francisco pidió a las madres presentes que amamantaran a sus bebés «sin pensarlo dos veces», porque los niños «son las personas más importantes aquí».

Su breve sermón se centró en los 32 bebés que estaba bautizando, y el Papa se hizo eco de los sentimientos de Jesús hacia los niños. Esta no es la primera vez que el Papa Francisco habla sobre el tema. El mes pasado, en un periódico italiano, reprochó a las madres que no se avergonzaran de amamantar a sus bebés en público, utilizando una historia personal sobre una madre y su recién nacido hambriento.

El otro día, en la audiencia general del miércoles, había una joven madre detrás de una de las barreras con un bebé de pocos meses. El niño estaba llorando sus ojos cuando pasé a mi lado. Su madre la estaba acariciando. Le dije, señora, creo que el bebé tiene hambre. «Sí, probablemente sea el momento», respondió ella. «¡Por favor, dale algo de comer!» Dije. Era tímida y no quería amamantar en público mientras pasaba el Papa. Me gustaría decirle lo mismo a la humanidad: ¡dale algo de comer a la gente!

A continuación se muestra la traducción de Radio Vaticano del texto completo de la homilía del Papa Francisco en la Liturgia Solemne para la Fiesta del Bautismo del Señor:

Jesús no necesitaba ser bautizado, pero los primeros teólogos dicen que con su cuerpo, con su divinidad, en el bautismo bendijo todas las aguas para que el agua tuviera el poder de bautizar. Y luego, antes de ascender al cielo, Jesús nos dijo que fuéramos a todo el mundo para ser bautizados. Y desde ese día hasta ahora, ha sido una cadena ininterrumpida: han bautizado a sus hijos y nietos. [baptized] sus hijos y sus hijos [and so on]… Y aún hoy esta cadena continúa.

Estos niños son un eslabón de una cadena. Ustedes padres tienen el niño o la niña que se va a bautizar, pero en unos años serán ellos los que tendrán un bebé o un nieto bautizado … ¡Y también la cadena de la fe! ¿Lo que esto significa? Solo diría esto: ustedes son los que transmiten la fe, los locutores, tienen el deber de transmitir la fe a estos niños. Es el legado más hermoso que les dejas: ¡fe! Solo esto. Hoy, llévate este pensamiento a casa. Debemos ser transmisores de fe. Piense en ello, piense siempre en cómo transmitir la fe de los niños.

Hoy canta el coro; pero el coro más lindo es el de los niños, que hacen ruido … Algunos lloran porque no se sienten cómodos o porque tienen hambre: si tienen hambre, madres, denles algo de comer, cálmense, porque son las figuras centrales, los protagonistas [of this celebration]. Y ahora, con esta conciencia de ser transmisores de la fe, continuemos la ceremonia del Bautismo.