Saltar al contenido

A medida que estamos mejor equipados para hablar de raza, las relaciones interraciales se ven con el matiz que merecen.

Thumbnail for As We Become More Equipped To Discuss Race, Interracial Relationships Are Getting Seen With the Nuance They Deserve

nortekechi Njaka y Myisha Battle han lanzado Blanco de citas podcast el 11 de junio de 2020, en vísperas del Día del Amor, que conmemora el aniversario de 1967 de la legalización del matrimonio interracial en los Estados Unidos. Su objetivo era explorar las «historias hermosas, desgarradoras y matizadas de encuentros interraciales» que todavía sentían que les faltaban en profundidad y una comprensión amplia. El lanzamiento también tuvo lugar 17 días después de que George Floyd fuera asesinado por un oficial de policía, lo que provocó un verano de intenso activismo por la justicia racial.

Para muchos estadounidenses, y más específicamente, los estadounidenses blancos, los meses posteriores al asesinato de Floyd marcarían la primera vez que las conversaciones sobre las relaciones raciales y la injusticia sistémica se han vuelto realmente inevitables. Durante este tiempo, muchas personas se han sentido más cómodas teniendo conversaciones incómodas, sentadas con esa incomodidad y trabajando hacia el crecimiento, y esto se refleja en la comprensión matizada de las relaciones interraciales que crecieron este año y que contribuyeron a los inicios de la curación colectiva.

Durante la segunda temporada de Saliendo con blanco, que se lanzó el 7 de mayo, Battle, un entrenador certificado de sexo y citas, y Njaka, un artista y maestro de mindfulness, discuten ejemplos de relaciones interraciales que demuestran una nueva profundidad de conversación a su alrededor.

Historias relacionadas

Para citar algunos ejemplos del año pasado, 82 millones de hogares siguieron Bridgerton, un drama de la época de la Regencia, centrado en el amor entre un duque negro y una noble blanca, en las primeras cuatro semanas después de su lanzamiento en diciembre de 2020, estableciendo récords como el mayor lanzamiento de Netflix. En enero, 33,8 millones de personas siguieron a Kamala Harris, la primera persona negra y del sur de Asia en convertirse en vicepresidenta de los Estados Unidos, al tomar posesión del cargo mientras tomaba en sus manos una Biblia que sostenía su esposo blanco, judío. En marzo, más de 17 millones de personas vieron a Oprah Winfrey discutir con el príncipe Harry y Meghan Markle cómo el racismo contra Markle los obligó a abandonar la vida real. Millones mantuvo el papel de Matt James, el primer hombre negro en liderar una temporada de el soltero franquicia, tuvo una breve caída con el ganador del programa y ahora su novia, Rachael Kirkconnell, después de que se supo durante la temporada del invierno pasado que asistió a una fiesta temática racista antes de la guerra en la universidad. Y aunque es posible que muchos no lo sepan, la novia de George Floyd es blanca.

Nada de esto significa que las representaciones positivas y matizadas del amor interracial no existieran antes de junio del año pasado. Pero la presencia de tantas parejas interraciales de alto perfil, asociadas con un interés más generalizado en la equidad racial, ha creado espacio para nuevas discusiones en curso sobre las relaciones interraciales que ahora tienen más profundidad y empatía.

La presencia de tantos acoplamientos de perfiles interraciales asociados con un interés más generalizado en la equidad racial ha creado un espacio para la discusión de las relaciones interraciales.

El matrimonio interracial se legalizó hace solo 54 años (Michelle Obama vivió más de lo que era legal el matrimonio interracial) y muchos todavía se resisten a la idea. En 2018, el 17% de los 1.500 participantes en una encuesta de YouGov dijeron que el matrimonio interracial es «moralmente incorrecto». E incluso entre los estadounidenses que no se sienten así, una corriente tabú sutil, sostenida tanto por negros, indios y personas de color (EPOC) como por personas por igual, todavía se asocia a menudo con las relaciones interraciales. Incluso yo, una mujer de color que conoce felizmente a un hombre que no es negro durante más de cinco años, me molesta que el único negro Soltero llegó con una mujer blanca. ¿Porqué es eso?

A menudo se descuidan las complejidades, como la que llevó a Njaka y Battle a lanzar su podcast en primer lugar. Las relaciones ya son difíciles. Pero cuando introduces estructuras de poder raciales, se vuelven aún más pesadas. Por ejemplo, Njaka ha crecido en áreas densamente pobladas por personas blancas y es de origen mixto indio, europeo, negro americano y nigeriano. Se reunió exclusivamente con hombres blancos y, dada su educación, cree que es natural que haya desarrollado a este «chico» romántico. Pero eso no significa que su origen racial no haya influido en cómo se siente acerca de sus experiencias de citas. «Creo que pensé, porque se estaban reuniendo conmigo o eligiendo pasar tiempo conmigo, que, de hecho, no podían ser racistas», dice.

Ahora se da cuenta de que la raza en realidad ha sido un colapso en muchas de estas relaciones. En su relación más larga, que duró siete años, Njaka hizo compras con su anillo de compromiso cuatro veces. «Simplemente tenía toda esta vacilación en términos de su compromiso conmigo y fue muy doloroso entender de dónde venía. Al principio no estaba claro, solo estaba esta confusión que se acercaba: «Bueno, ¿soy yo? ¿Qué he hecho? ¿No soy un buen socio? ¿No me amas lo suficiente? a «Oh, en realidad estás tan preocupado por lo que piensan tus padres racistas …» Es doloroso. «

Si las parejas interraciales avanzan de puntillas en las discusiones sobre la raza, no son capaces de discutir y digerir completamente lo que significa tener una relación sana juntos.

Y este es solo un ejemplo de sus relaciones interraciales en el pasado, que se convirtió en la creencia de que las dinámicas raciales problemáticas no podían estar presentes. En realidad, sin embargo, si las parejas interraciales giran en torno a discusiones raciales e incluso fingen que no pueden venir, no son capaces de discutir y digerir por completo lo que significa tener una relación sana juntos y lo que cada uno necesita. visto.

Millones miraron Después de la rosa final especialmente de el soltero que tuvo lugar después de que las fotos racialmente insensibles de Kirkconnell se filtraran en línea y vieron a James explicando por qué no podía estar con ella. «Lo más decepcionante para mí fue explicarte por qué lo que vi fue problemático y por qué estaba tan molesto», le dijo James a Kirkconnell. «Cuando cuestioné nuestra relación, fue en el contexto en el que no entendías completamente a Negresa y lo que significa ser un hombre negro en Estados Unidos y lo que significaría para nuestros hijos». Si bien las acciones de Kirkconnell no estaban dirigidas directamente a James, lo supiera o no, estaban dirigidas a su identidad, lo que resultó extremadamente doloroso.

La capacidad de tener conversaciones sobre la raza en una relación interracial es crucial y, según Battle, los ejemplos públicos de ese discurso, como el de James y Kirkconnell, son útiles para facilitar conversaciones y cambios más amplios.

«Lo que este movimiento hace por todos nosotros es decir que tienes permiso para sentir tanto como sientes y cómo [to] expresar eso. – La batalla de Myisha, Blanco de citas cocreador y coanfitrión

«Cualquiera que sea una minoría en una relación con una persona blanca, en cierto nivel en un momento dado, teme que la persona que ama sea un problema potencial». Y es algo con lo que no muchos de nosotros nos sentimos cómodos «, dice Battle. «Lo que este movimiento hace por todos nosotros es decir que tienes permiso para sentir tanto como sientes y cómo [to] expreso que … Causa tensión, pero creo que la tensión es buena. Creo que la tensión es progreso. Creo que la tensión es el resultado de mantenernos callados por mucho tiempo y no decir: «Me siento incómodo en un mundo que es inhóspito para mí y me temo que tú eres parte del problema, no la solución».

Njaka, por ejemplo, notó un cambio en la forma en que aparecía en sus propias relaciones con socios blancos. «Voy a hacer preguntas realmente directas», dice. “La última persona con la que salí tenía una lista de preguntas para él: ¿Cómo se desmantela la supremacía blanca? ¿Cómo proteges y amas a las mujeres negras? … Obtuvo respuestas, y esas fueron buenas respuestas y me hicieron sentir seguro. También me siento mucho más empoderado para defender mi ennegrecimiento «.

Más allá de su crecimiento personal, Njaka espera que Blanco de citas los oyentes eliminarán una mayor apreciación y comprensión de las complejidades de los encuentros interraciales. «Espero que la gente, al menos, vea a dos personas que no son iguales [dating], que tienen ternura y reverencia por la complejidad de poder reunirse y estar juntos, porque no es fácil ”, dice.

Njaka insta a los oyentes blancos y blancos que están en relaciones interraciales o que tienen relaciones interraciales a su alrededor a hacer su trabajo para comprender cómo la raza, el privilegio blanco y el poder pueden surgir en las relaciones y comprender el impacto de sus palabras y acciones. «Olvidar a otras personas puede ser realmente dañino», dice Njaka. Es diferente hablar con amigos blancos sobre las citas, porque yo digo, ‘Dios, es un chico’, y simplemente no me doy cuenta de que tengo la piel morena, y eso podría ser un factor en algunas de las cosas que suceden. . de las cosas que suceden en mis experiencias de citas. «Lo que puede resultar un comportamiento grosero pero benigno, por ejemplo, en realidad podría ser una microagresión.

Cuando se trata de curarse, las conversaciones continuas pueden ayudar. La entrevista de Markle y el príncipe Harry con Winfrey mostró lo que sucede cuando un compañero blanco reconoce y comprende el papel que juega la raza en las relaciones interraciales, sobre los pasos que tomó para proteger a su esposa e hijo de los tabloides racistas, falta de seguridad adecuada. “Para la familia, tienen mucha mentalidad: ‘Así es, no se puede cambiar, todos hemos pasado por eso’”, dijo durante la entrevista. «Pero lo que fue diferente para mí fue el elemento de la raza, no se trataba solo de ella, era lo que era».

Cuanto más discutamos el papel que juega la raza en las relaciones interraciales, más fácil será para las parejas interraciales conectarse y explorar las profundidades de su relación. Los socios blancos y blancos estarán mejor equipados para apoyar a sus socios. Y las personas de color en las relaciones interraciales se sentirán más seguras al expresar sus preocupaciones, estén o no relacionadas con la raza. Y la continuación del juego es un progreso.

¡Oh hola! Pareces alguien a quien le encantan los entrenamientos gratuitos, los descuentos para marcas de bienestar de culto y el contenido exclusivo Well + Good. Únase a Well +, nuestra comunidad en línea de expertos en bienestar, y desbloquee sus recompensas al instante.