Saltar al contenido

33 versículos de la Biblia sobre cómo lidiar con el estrés en su vida

33 versículos de la Biblia sobre cómo lidiar con el estrés en su vida

0

Puede haber enlaces de afiliados en esta página, lo que significa que recibimos una pequeña comisión por cualquier compra que realice. Como socio de Amazon, ganamos con compras elegibles. Haga su propia investigación antes de realizar cualquier compra en línea.

Si está buscando versículos de la Biblia que le ayuden a sobrellevar las luchas de la vida, está en el lugar correcto.

En este artículo, hemos compilado una lista de versículos bíblicos poderosos sobre el estrés y la ansiedad. Puede que algunos de ellos te resulten familiares porque a menudo se utilizan durante las devociones y los servicios de oración. Otros son poco comunes y se descubren solo mediante un estudio profundo.

Pero antes de pasar a nuestra lista, analicemos primero algunas razones por las que estos versículos bíblicos sobre el estrés son importantes.

¿Por qué leer estos versículos de la Biblia?

¿Cómo ayudan los versículos de la Biblia a sobrellevar el estrés y la ansiedad? ¿Puedo ayudarte a vivir una vida sin miedos ni preocupaciones?

La respuesta depende de cuánta fe tengas. Si su fe es fuerte, probablemente le resultará más fácil interpretar estos versículos e integrarlos en su vida.

Sin embargo, esto no significa que no tener suficiente fe te haga merecer menos estos versículos. Incluso si rara vez lee la Biblia o asiste a las reuniones de la iglesia, puede beneficiarse de ellas y tener una relación con Dios.

Aprender acerca de estos versículos de la Biblia y comprender su mensaje es una excelente manera de fortalecer su fe. Aumentar su fe significa tener un sentido de propósito más fuerte, y tener un sentido de propósito significa encontrar la felicidad y desarrollar una vida llena de gratitud y satisfacción.

Como puede ver, estos versículos de la Biblia son muy importantes. ¡Revisemos nuestra lista y eliminemos el estrés!

  1. “Y mi Dios suplirá todas tus necesidades según sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. A nuestro Señor y Padre sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.» —Filipenses 4: 19-20
  2. «Tened ánimo, y él fortalecerá vuestro corazón, todos los que esperáis en el SEÑOR». —Salmo 31:24
  3. “Pero bienaventurado el hombre que confía en el SEÑOR, y cuya esperanza es el SEÑOR. Serán como un árbol plantado junto al agua, que echa sus raíces al arroyo. No tiene miedo cuando llega el calor; sus hojas son siempre verdes. No se preocupa en un año de sequía y nunca da frutos. « —Jeremías 17: 7-8
  4. «Porque Dios no nos ha dado espíritu de temor, sino de poder, de amor y de dominio propio». —2 Timoteo 1: 7
  1. «La mente gobernada por la carne es muerte, pero la mente gobernada por el espíritu es vida y paz». —Romanos 8: 6
  2. “Confía en el Señor con todo tu corazón y no te apoyes en tu propio entendimiento. Reconócelo en todos tus caminos y él dirigirá tus caminos. « —Proverbios 3: 5-6
  3. “Los que confían en el Señor encontrarán nuevas fuerzas. Se levantarán sobre sus alas como águilas. Correrán y no se cansarán. Caminarán y no se desmayarán ”. —Isaías 40:31
  4. «Os dejo la paz, os doy mi paz: no como la da el mundo, os la doy. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. —Juan 14:27
  5. “Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la cual también sois llamados en un solo cuerpo; Y sé agradecido «. —Colosenses 3:15
  6. “El Señor es mi luz y mi salvación; ¿de quién debería tener miedo? El Señor es la fuerza de mi vida; ¿de quién debería tener miedo? « —Salmo 27: 1
  1. “Pero tenemos este tesoro en tinajas de barro, para mostrar que el poder supremo pertenece a Dios y no a nosotros. Nos afecta en todos los sentidos, pero no nos aplasta; desconcertado, pero no llevado a la desesperación; perseguido, pero no abandonado; derribado, pero no destruido ”. —2 Corintios 4: 7-9
  2. «Mi carne y mi corazón desfallecen, pero Dios es la fuerza de mi corazón y mi porción para siempre». —Salmo 73:26
  3. «¿No te lo ordené?» Sé fuerte y valiente; No temas ni desmayes, porque el SEÑOR tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. – Josué 1: 9
  4. “A los que tienen un corazón inquieto les dice:“ Esforzaos; ¡no temáis! He aquí, tu Dios vendrá con venganza, con la recompensa de Dios. Él vendrá y te salvará «. —Isaías 35: 4

«Dile a los que tienen un corazón inquieto: “Esfuérzate; ¡no temáis! He aquí, tu Dios vendrá con venganza, con la recompensa de Dios. Él vendrá y te salvará «. —Isaías 35: 4

  1. “Hermanos míos, consideren el gozo puro cuando se enfrenten a pruebas de todo tipo, porque saben que la prueba de su fe produce perseverancia. Deja que la perseverancia termine su trabajo, para que seas maduro y completo, sin perderte nada ”. —Santiago 1: 2-4
  2. “Cuando los justos claman por ayuda, el Señor los escucha y los salva de todas sus angustias. El Señor está cerca del corazón quebrantado y salva a los abatidos de espíritu. Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas el Señor lo libra ”. —Salmo 34: 17-19
  3. «Ha venido sobre mí angustia y angustia, pero tus mandamientos son mi deleite». —Salmo 119: 143
  4. «No temas porque yo estoy contigo; no temas, porque yo soy tu Dios; te fortaleceré, te ayudaré, te sostendré con mi mano derecha». —Isaías 41:10
  5. «Por lo tanto, no se preocupe por el mañana, porque mañana estará preocupada por sí misma. Suficiente para ese día es tu propio problema. « —Mateo 6:34
  1. «No se conforme con este mundo, sino sea transformado por la renovación de su mente, para que pueda discernir por la voluntad de Dios, lo que es bueno, agradable y perfecto». —Romanos 12: 2
  2. «No se aflijan por nada, sino que en toda oración y súplica con acción de gracias sean conocidas sus peticiones ante Dios». —Filipenses 4: 6
  3. «No hay miedo en el amor, pero el amor perfecto aleja el miedo. Porque el miedo tiene relación con el castigo, y quien teme no es perfecto en el amor «. —1 Juan 4:18
  4. “Por el amor de Dios, entonces me contento con debilidades, insultos, privaciones, persecuciones y desgracias. Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte «. —2 Corintios 12:10
  5. «Bienaventurado el hombre que soporta la prueba, porque cuando pase la prueba, recibirá la corona de la vida, que Dios ha prometido a quienes lo aman». —Santiago 1:12
  6. Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Carguen con el yugo y aprendan de mí, porque soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso para sus almas. Porque mi yugo es fácil y ligera mi carga. —Mateo 11: 28-30
  7. “En mi angustia invoqué al Señor; El Señor me respondió y me puso en libertad. El Señor está de mi lado; No tendré miedo. ¿Qué puede hacerme el hombre? « —Salmo 118: 5-6
  8. “Echa tu carga sobre el Señor, y Él te sostendrá; nunca permitirá que los justos se muevan «. —Salmo 55:22
  9. “¿Por qué estás deprimida, oh alma mía, y por qué estás turbada en mí? Esperanza en Dios; porque volveré a alabarlo, mi salvación y mi Dios ”. —Salmo 42: 5-6
  10. «Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte a su debido tiempo, echando sobre él toda vuestra ansiedad, porque él se preocupa por vosotros». —1 Pedro 5: 6-7
  1. «He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré dondequiera que vayas, y te traeré de regreso a esta tierra. Porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te prometí «. —Génesis 28:15
  2. “Aunque camine por el valle más oscuro, no temeré el mal, porque tú estás conmigo; tu cayado y tu cayado me consuelan ”. —Salmo 23: 4
  3. «Acerquémonos al trono de la gracia con confianza, para que podamos recibir misericordia y encontrar la gracia para ayudar en tiempos de necesidad». —Hebreos 4:16
  4. «El Señor es el que va delante de ti. El estará contigo; no te dejará ni te desamparará. No tengas miedo ni te asustes «. —Deuteronomio 31: 8

Palabras finales sobre los versículos bíblicos sobre el estrés

Hay cosas en la vida que no podemos controlar y, a veces, solo necesitamos escuchar algunas palabras que nos brinden bendiciones espirituales y nos ayuden a sentirnos aliviados y tranquilos. El estrés es producto de nuestros miedos y preocupaciones, pero esperamos que estos versículos de la Biblia puedan ayudarlo a superarlos.